Diego Ferro, el actor de las múltiples caras